Salón de Estar

Los salones son las estancias donde más tiempo pasamos reunidos con la familia y los amigos, y deben estar pensados para acoger lo más cómodamente posible a todos ellos.  Por ello un asiento es un elemento imprescindible en este espacio, y hay infinitas posibilidades para incorporar sofás, sillones, sillas, pufs, banquetas, cojines, etc. Al situarlos alrededor de una mesa auxiliar, TV, constituyen el centro de la estancia. Podemos delimitarlo aún más con alfombras ó kilims.

La iluminación juega un papel muy importante. Un salón que goza de luz natural tiene ventajas a la hora de ser diseñado, color, textura y diseño cobran protagonismo de día. Las persianas, estores, cortinas y visillos además de tamizar la intensidad luminica, ayudan a vestir el espacio. Por la noche, los puntos de iluminación general sumados a los de luz puntual no y los  de acento nos permiten creando diferentes sensaciones (relax o misterio) y ambientes teatrales y espectaculares.

Si las dimensiones lo permiten podemos incorporar librerías, vitrinas, estantes, muebles auxiliares, para aumentar la capacidad de almacenamiento de libros, música y elementos decorativos, logrando de este modo un espacio funcional para la familia.